HISTORIA DE LAS PELEAS DE GALLOS

HISTORIA DE LAS PELEAS DE GALLOS

La historia de las peleas de gallos se remonta la época antes de Cristo. Sin embargo, antes de que se convirtiera en un deporte, el gallo, era visto como un ave admirable, respetado por el hombre. El gallo de pelea era tema de adoración religiosa. Según Diodorus Siculus, los antiguos Sirios adoraban al gallo de pelea. Los Griegos y Romanos antiguos asociaron al gallo de pelea con los dioses Apolo, Mercurio y Martes. Magallanes indicó que en Borneo, el ave era tan sagrado que nadie podía comer de su carne.

En Canara del Sur, el gallo alejaba los demonios malvados. En Sumatra, el gallo era adorado, templos fueron construidos en su nombre, y rituales realizados en su honor. Se celebraban peleas de gallos en los templos y el gallo que perdía la batalla era preparado para ser presentado a los dioses. El ave se colocaba en uno caldero de oro, empapado en especias. Entonces su cuerpo era quemado en el altar y sus cenizas colocadas en una vasija o en una urna de oro.

La historia de las peleas de gallos es incierta, no se sabe con certeza cuando se convirtió en un deporte oficial. En los tiempos antes de Cristo, hace aproximadamente 3,000 años durante los tiempos de los Fenicios, Hebreos y los de Canaan las peleas de gallos ya eran popular. Criando gallos para pelear en un ruedo era considerado un arte y negociar los mismos era provechoso. En Egipto, en la época de Moisés, las peleas de gallos era un pasa tiempo preferido. A la altura de la civilización griega, Temistóceles, general que se preparaba para combatir a los persas invasores. Decidió llevar a cabo una pelea de gallos la noche anterior a la batalla para inspirar a sus hombres demostrándoles la natural valentía del gallo de pelea. Los comerciantes persas disfrutaban mucho apostar a sus gallos. Traían consigo sus aves para jugarlos en los mercados y centros donde negociaban.

En el primer siglo después de Cristo, Julio Cesar introdujo a Roma el deporte de las peleas de gallos. Fue el primer ciudadano Romano entusiasta del deporte. Cesar introdujo también las peleas de gallos en Inglaterra. En el siglo 16, las peleas de gallos prosperaban en Inglaterra. Durante la época del Rey Enrique VIII, se llevaban a cabo peleas en el palacio de Whitehall. El juego se convirtió en un deporte nacional a tal punto que ciertas escuelas les fue requeridas enseñar a los estudiantes sobre las peleas de gallos, tales como crianza, traqueo y condicionamiento del gallo. Durante el tiempo de más popularidad, el mismo clero las patrocinaba. Los patios de las iglesias y el interior de las mismas fueron utilizados como arena para las celebrar peleas. El deporte declinó en Inglaterra durante el reinado de la Reina Victoria en el siglo 17, cuando prohibió las peleas con un decreto real. Hoy, las peleas de gallos son casi no existentes. Sin embargo, en las Islas Británicas, aún existe una casta de gallos de Pyles de Charles II que son muy cotizados por criadores.

En Gaul antiguo, las peleas de gallos fueron traídas de alguna manera al país por caravanas que viajaban, por los que regresaban de Roma o del este. Durante la edad media en Francia, las peleas de gallos eran muy populares. Eventualmente, Francia adoptó el gallo de pelea como emblema nacional. Hoy, las peleas de gallos han pasado a la clandestinidad.

En España, las peleas han existido por más tiempo. Cómo llegaron es incierto. Las teorías señalan a los viajantes Fenicios o los Moros conquistadores. Hoy, las peleas de gallos son un deporte popular en Bilbao, Oviedo, Madrid, Barcelona y Valencia.
En los Estados Unidos, famosos presidentes eran amantes del juego; George Washington, Thomas Jefferson, Andrew Jackson, y Abraham Lincoln. Era socialmente aceptable y alentaba a un caballero tener su crianza de gallos y ser un experto en el deporte. Hubo un momento cuando la Casa Blanca se convirtió en centro para la celebración de peleas de gallos. Incluso fueron sostenidas en los cuartos del comité del presidente. Las peleas de gallos declinaron cuando la guerra civil comenzó.

Peleas De Gallo En Puerto Rico

Puerto Rico es el paraíso en el deporte de las peleas de gallos, conocido también como el deporte del pico y las espuelas y el deporte de los Caballeros. En la Isla hay activas 128 galleras incluyendo el Coliseo Gallístico de Puerto Rico en Isla Verde al lado del aeropuerto internacional Luis Muñoz Marín y frente a la zona hotelera de Puerto Rico. En Puerto Rico se pelean gallos todos los días del año en distintas galleras a través de la Isla, se apuestan millones de dólares durante todo el año y las apuestas son legales, siendo el padre de la ley de gallos el Sr. Rafael Martínez Nadal. Se le conoce como el deporte de los Caballeros ya que es el deporte donde usted juega verbalmente con otra persona desde un dólar hasta miles de dólares durante una pelea sin tener que firmar documento alguno empeñando solamente su palabra de Caballero y al final de la pelea el perdedor muy caballerosamente paga al ganador el dinero apostado. Tenemos en Puerto Rico Galleras con todos los lujos y facilidades donde varios días a la semana se reúnen un grupo de buenos deportista y vienen personas de otros países a pelear sus gallos; este es el caso del Coliseo Gallístico de Isla Verde en la zona hotelera y a solo cinco minutos del aeropuerto Internacional por donde llegan a Puerto Rico todos los viajeros procedentes del exterior. Quiere decir que usted se puede dar un paseíto por la mañana a Puerto Rico, juega su gallo y por la tarde regresa a su hogar o continua disfrutando en uno de nuestros atractivos hoteles y de la alegría y camadería del público puertorriqueño.

En el Coliseo de Isla Verde en particular se casan gallos (casar es echarlo a pelear con otro de igual peso e igual edad) con postas desde $ 200.00 en adelante hasta varios miles de dólares y luego usted puede apostar a su gallo la cantidad de dinero que desee con las personas que van al gallo contrario.

El deporte de los gallos en Puerto Rico es regulado por el Departamento de Recreación y Deportes quien a su vez es la entidad que otorga los permisos para operar las galleras. Por reglas ninguna gallera puede casar mas de 35 peleas en un día de jugada regular que es el equivalente a 70 gallos los cuales pelearan por espacio de 15 minutos máximo y donde interviene un juez de valla (valla es el redondel donde pelean los gallos) que es el único que tiene potestad de intervención durante todo el transcurso de la pelea.

Una vez casados los gallos los dueños de estos no vuelven a tener contacto físico con los mismos en ningún momento( ya que los gallos pasan a las jaulas de exhibición para que el público los aprecie antes de estos pelear) excepto cuando llaman a los dueños para que armen sus gallos (armar es ponerle las espuelas en las patas para que hieran a su contrario) y en todo momento estos son supervisados por otro juez el juez del armadero.

Después de armado los gallos estos son entregados al juez de armadero para que sean limpiadas sus plumas y patas para evitar cualquier contaminación, sustancia extraña prohibida que se le pueda poner al gallo para sacar ventaja. Luego de limpiados estos son llevados a la valla por dos empleados del juez de armadero y entregados al juez de valla con las postas, los gallos son metidos en dos cajones de plástico para luego soltarlos a pelear y el publico apostador tiene dos minutos antes de comenzar la pelea para realizar las apuestas al gallo de su preferencia.
Luego de comenzada la pelea el publico podrá seguir apostando a cualquiera de los gallos y la pelea no podrá extenderse por mas de 15 minutos o puede terminar en cualquier momento por muerte del otro gallo, huida (huida es que luego de pasado el primer minuto de pelea uno de los gallos no quiera pelear) o tumbe (tumbe es el que cualquiera de los dos gallos no esté parado en sus dos patas por espacio de un minuto) el cual perderá la pelea; Si los gallos llegan al tiempo reglamentario de 15 minutos y ambos están parados en sus patas o ambos están acostados la pelea será declarada tabla (tabla es que los dos gallos empatan y no hay ganador o perdedor) y el dinero entregado a los dueños de los gallos en partes iguales.

Pícalo Gallo, Los Nombres Del Deporte

Por Ángel Núñez de Periódico El Norte

arriba

La jugada o deporte de gallos se le conoce como el Deporte del Pico y las Espuelas por ser dos piezas claves en el desarrollo de una pelea. La picada y el espuelazo son los factores que deciden quienes gana o pierde un duelo entre estas dos fieras emplumadas. Para que un gallo pueda herir con las espuelas a su contrario tiene que tener firmeza en la picada que lo logra con un pico fuerte y saludable y así lograr puntería con las espuelas.
También es catalogado por muchos como el Deporte Nacional de Puerto Rico por ser una de las actividades deportivas de mayor antigüedad en nuestra historia con mas de tres siglos de existencia. Por la gran cantidad de publico que lo patrocina desde niños hasta ancianos y desde las personas más humildes hasta las más poderosas. En cada familia puertorriquena existe algún miembro ligado a este deporte. Al igual que la bandera y el coquí el gallo de pelea es símbolo de nuestra cultura. Así, se hizo constar cuando nuestra reina de belleza Denisse Quiñónez lo utilizo como símbolo patrio en el desfile de los trajes típicos en el concurso de Mss Universo. Nuestro gallo de pelea fue visto por millones de personas en el mundo en este concurso internacional.
Denominado también como el Deporte de los Caballeros, nombre que responde al sistema tradicional de jugar dinero. Los apostadores hacen las jugadas verbalmente y son cumplidas según se pactaron sin ningún tipo de evidencia escrita, testigo o boletos. En una pelea de gallos hay dos tipos de jugadas: la posta y las apuestas. La posta es el dinero con que los dueños concertaron la pelea y es entregada al juez de inscripción al momento de llamar la pelea para ser armada y luego entregada al juez de valla cuando llega al redondel quien la entrega al dueño del gallo ganador o a ambos si la pelea es tabla. La posta es el parámetro utilizado por el reglamento para imponer multas a los dueños que lo violen. También es usada para las estadísticas que el Departamento publica sobre el juego de gallos.
Cuando los asistentes colocan los gallos en los cajones, el juez de valla concede dos minutos antes de soltar los gallos a pelear para que el publico haga las apuestas. Estas pueden ser de diferentes maneras: parejo, dando o pagando la gavela, antes de soltar, peleando, a tabla, a la pelea, tapando o llevando. Todas estas jugadas se hacen antes y durante el transcurso de la pelea. Es el único juego de dinero donde no existe documento que certifique la jugada solo la palabra empeñada de los jugadores y se convierte en una obligación moral cumplir con ella. Basta un gesto con la cabeza o una señal con las manos para que quede confirmada la jugada y se pague o se cobre al juez emitir la decisión final de la pelea.
En una pelea de gallos, al igual que cualquier otra competencia, puede ser que las apuestas estén parejas o que haya un gallo favorito o superior. Un gallo puede ser favorecido por el publico por varias razones: Por su pedigrí o procedencia, por el prestigio de su entrenador o por la superioridad física que muestre sobre su adversario, pero esto no asegura el triunfo o fracaso de un ejemplar. Los que conocemos este deporte sabemos las muchas sorpresas que estos animales nos dan y que solo ellos son los que deciden quienes son los vencidos o los vencedores.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s